13 DE ZAPADORES

UNA ESTRUCTURA DE GUERRA

El Museo La Neomudejar tras cinco años de presencia en la ciudad de Madrid toma conciencia de que la situación del  ARTE vive sin duda alguna una situación de guerra.

Las políticas culturales o la ineficacia de aplicación de las mismas, la carga fiscal y la falta de recursos públicos, están conduciendo a los artistas a lugares de clandestinidad y abuso. El Arte ya no es Arte sino un supermercado de intereses y las políticas Museísticas tan alabadas por algunos medios, son sin duda un desesperado intento de conducir al Arte hacia las cunetas del mercado favoreciendo sólo a unos pocos, transformando los museos en centros de especulación comercial o supermercados de consumo masivo con propuestas expositivas rotativas de museo en museo hechas golpe de talonario.

Lamentamos profundamente que  a día de hoy, en los museos no hay riesgo, no hay salto al vacío y la contemporaneidad es como mucho del siglo XX y de eso han pasado ya 18 años. Si no tomamos en serio el aquí y el ahora de nuestros artistas, el acervo museístico terminará en los vertederos de las ciudades sin que nadie haya puesto mirada y atención sobre el mismo.

El ámbito del Arte en España esta en la trinchera de un espolio sistemático de la cultura, de un desmembramiento intencionado de un sector que se pretende una industria, cuando en realidad es la expresión y el patrimonio de un pueblo al cual se debería favorecer, mimar y visibilizar.

Las galerías apenas pueden superar el coste de  locales, la aplicación del 21% en la venta de arte y la realidad de la transformación de ese sector con las redes han desmantelado un sistema ya deficitario de por sí. Varias de las Galerías más emblemáticas de la ciudad han echado el cierre y las que perduran son dignas de elogio y apoyo en un contexto económico  tan difícil.

Los nuevos artistas salen de las facultades queriendo ser Duchamp y se encuentran con un panorama desolador donde la realidad es que los creadores adolecen de espacios para la creación y de conseguirlos suelen ser espacios limitado como si el arte del siglo XXI se tuviera que hacer en una mesa de despacho o en una tablet .

El gran formato sólo pervive en la imaginación de unos pocos o en el “deseo” como espacio de realización creativa.

No sólo es Arte lo que vende, el que se somete a la mercadotecnia contemporánea, es Arte aquello que se sostiene en base al nombramiento a voces de asalto y cuchillo institucional.

El Museo La Neomudejar es un rara avis, un espacio que tras sólo 5 años ha emprendido una batalla con argumentaciones sólidas como la recuperación de artistas que a pesar de contar con magníficas obras en trayectorias que superan los 40 años de producción han sido invisibilizados por dicha la mercadotecnia y museística actual.

Un Museo es y debe ser un espacio de preservación de la materialidad de los creadores, pero también un espacio de reflexión y de apuesta por las nuevas voces del arte, un contenedor vivo en diálogo constante con su entorno y conectado internacionalmente con lo que sucede en otros contextos y discursos.

Por estos y otros muchos motivos, el Museo La Neomudejar abre nueva sede.

13 de ZAPADORES. Apostamos por crear una ciudadela del arte y de todos sus protagonistas: artistas, galeristas, asociaciones, curadores y museos. Todos juntos en un espacio donde podamos dar lugar a sinergias, discusiones, contaminaciones, aprendizajes y discursos para retar, reinventar e imaginar otras formas de hacer.

 

 

 

 

 

UN ESPACIO DE RESISTENCIA ARTÍSTICA

El proyecto cuenta con:

La colección permanente del Museo C.A.V. La Neomudéjar ubicada en una gran sala de 4000 metros cuadrados ubicada en la segunda planta del edificio. Esta colección se compone de obras de artistas como Rafael Peñalver, Paz Muro, Antonio Alvarado, Mahé Boissel, Jacqueline Bonacic-Doric, Orest Antoshkiv, Ana Dévora, Ze Carrión, Marc Janus, Jimena Aragonés, Johana Kirby, Fardou Keuning, Guy Deuning…

Ciudadela de artistas, Estudios de artistas autogestionados.

Lab de Asocicaiones quienes cuentan con sus propios espacios de trabajo y una nave específica donde desarrollar sus actividades. (Conferencias, exposiciones, talleres, debates, etc…)

Galerías que desarrollan sus propias exposiciones y actividades.